La familia Zapp, atrapa tus sueños

Conocer la historia de la familia Zapp es quedarse maravillado y sorprendido. Os explico por qué.

Antes de la decisión de compra de mi T3 Syncro, realicé un ejercicio de reflexión y de consulta. Piensas en si será un buen vehículo, que si lo utilizaremos, que si es no será muy antiguo para viajar, que si nuestra hija irá bien o si nos adaptaremos a esta nueva forma de entender los viajes.
Entonces, conoces la historia de los Zapp y se desmontan tus esquemas.

La historia de la familia Zapp

Todo comenzó el 25 de enero del 2000, cuando Cande y Herman, una pareja de argentinos empezaron a cumplir su sueño de viajar. Salida Buenos Aires, coche un Graham Paige de 1928, dos miembros. Su objetivo era llegar a Alaska, pero desde el 2000 no han parado de viajar. Así que, me imagino que durante todos estos años les habrá pasado de todo. Cuentan que a los seis meses de viaje se les acabó el dinero, en Ecuador. Tuvieron que hacer artesanía, pintar cuadros que vendían para sufragarse los gastos. De hecho, ellos no tiene sponsors, lo único que tienen es gente que les da donativos.

Hasta aquí normal, vale llevan un coche de 1928 que añade valentía a su aventura. Pero su mayor atrevimiento es que durante estos años han tenido cuatro hijos. Esto en mi opinión, si que es impresionante. Han criado cuatro hijos, que los han tenido en diferentes partes del mundo:

  • Pampa: nacido en Greensboro, Carolina del Norte, en junio de 2002.
  • Tehue: nacido en Buenos Aires, en marzo de 2005.
  • Paloma: nacida en Vancouver, en noviembre de 2007.
  • Wallaby: nacido en Australia, en marzo de 2009.

Y este es el Graham Paige 1928:

Graham Paige familia Zapp

Atrapa tus sueños

Os dejo unos vídeos en los que van contando su historia:

También puedes seguirlos a través de Facebook

En resumen, con ilusión y empeño todo es posible.

Por cierto, si queréis ayudarles os recomiendo comprar su libro:

La familia Zapp, atrapa tus sueños
5 (100%) 4 votes

Anterior

El acoplador viscoso de la T3 Syncro

Siguiente

Diferencial delantero Syncro

  1. indigo

    Fantástico blog y página web, bravo!,,la iré siguiendo !!!! efectivamente con la inspiración y sueño de la familia Zapp, sobra cualquier duda..jejeje…. però te pregunto a ver que opinas: para alguien que desconoce totalmente de mecánica y es poco manitas recomendarias una t3 (por viejita)… le dirias adelante o que intente un vehículo más nuevo y sin tanta restauración??.. cabe decir que las t3 son encantadoras y con infinitas posibilidades (muy a pesar de las itvs espanish dichosas)..mil gracias.

    a seguir syncronizando !!!

    • gonzalo

      Hola Indigo,

      Primero de todo gracias por tu comentario, me alegra saber además que te gusta el blog.
      En cuanto a tu pregunta, es depende del lío en el que te quieras meter. Hay gente que compra T3 revisadas y en perfecto funcionamiento ya que no sabe de mecánica ni se quiere “pringar” con estos temas. Quiere un vehículo que funcione y con unas garantías. Y si le falla lo lleva al mecánico y ya está. En mi caso, disfruto restaurando la T3, no soy mecánico ni un gran experto pero rodeándome de gente conocedora y con ganas todo se saca adelante. Mi objetivo con la T3 es seguir aprendiendo en diferentes aspectos y luego obtener un vehículo con el que pueda disfrutar de numerosos viajes.

      Se trata de hacerse la pregunta de qué quieres hacer. De todas formas tu respuesta tendrá unas ventajas y unos inconvenientes 😀

Deja un comentario

Política de privacidad | Política de Cookies

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén